dimarts, 11 de novembre de 2008

El profeta va a clases de pedagogía

Pedagogo: Buenos día profeta.
Profeta: Buenos días señor pedagogo.
Pedagogo: Ya sabe que el profesorado tiene una formación pésima y eso cambiará gracias a mis conocimientos, estudios, masters e investigaciones universitarias.
Profeta: Lo que usted diga señor pedagogo, usted es el que todo lo sabe, aunque no haya trabajado nunca en un instituto.
Pedagogo: Ahora le pondré una serie de supuestos y veremos como responde, según su formación y experiencia, de acuerdo? Empezamos imaginando que hay un alumno que le pondrá a prueba. Actúe con naturalidad.
Alumno: Profe como te llames, eres un imbécil.
Profeta: ¿Qué me has dicho? En la sala de profesores, estás expulsado.
Pedagogo: Muy mal! Usted demuestra una nula formación pedagógica. Le debería haber dicho: "Imbécil" va con b o con v. Entiende? Volvamos a inténtalo de nuevo.
Alumno: "Deja de rallarme. Un día de estos te parto la cara "
Profeta: ¿Cómo te atreves a amenazar a un compañero o a un profesor? Ahora mismo vamos a dirección a dar parte!
Pedagogo: ¿Qué desastre profeta. Usted es un desastre. Aprenda: Muy bien alumno. Veo que vas ampliando el vocabulario y mejora la expresión. Vamos a introducir el concepto de sinónimos. En lugar de romper la cara podrías haber dicho pegar, partir tu cara o reventartela. A ver si la próxima vez utilizas algún sinónimo, de acuerdo?
Alumno: "Déjame en paz y chupame la p. .."
Profeta: Ya no sé que decir! Necesito pensar!
Pedagogo: ¿Qué desastre. Con gente como tú no me extraña que el sistema educativo no funcione, inútil! Aprenda de una vez: Veo que te esfuerzas para comunicarte con tu profesor. La verdad es que cuando llegaste al centro sólo sabías decir "gilipollas" y ahora has ampliado el vocabulario. Muy bien, sigue así.
Profeta: Pero señor pedagogo, no entiendo nada. Este chico me ha faltado al respeto, no ha tenido un comportamiento digno y no deja trabajar al resto de la clase.
Pedagogo: Pues tienes que irte acostumbrando, es la pedagogía moderna. A partir de ahora a callar y a hacer más cursos de formación que eres una vergüenza para la profesión.
Profeta: Sabe que le digo, señor pedagogo? Vayase a freír espárragos!
Pedagogo: ¿Qué me ha dicho? Seguridad! Toma a este profeta, dadle una buena paliza y tiradlo en la calle. ¿Qué se ha creído este mindundi, faltarme al respeto a mí, con los estudios, másters que tengo. A la calle, aquí no hay lugar para gente como tú.
Nota del autor: Esta es una fantasía del profeta. Las expresiones utilizadas por el supuesto alumno has sido escuchadas por el autor en boca de alumnos, es decir, que son verídicas y vividas por el autor en primera persona en el último año.