dimecres, 22 d’octubre de 2008

De profesión especulador

Hace unas semanas aparecía en el Periódico el señor Georges Soros dando su opinión sobre la situación económica y indicaba que era multimillonario y especulador.
Ya sabemos que hacerse en multimillonario con un trabajo honrado es más que difícil, pero aceptar como profesión especulador me parece muy fuerte. También hay que decir que días más tarde volvió a aparecer y ya no lo etiquetaron de especulador (aunque lo sigue siendo).
Sabemos que especular no es contrario a la ley, aunque es muy poco ético. Si lo hace un simple mortal como nosotros, no tiene ningún tipo de repercusión, ya que las cantidades invertidas con respecto al total son insignificantes. Pero cuando para especular se dispone de una cantidad inmensa de dinero la cosa cambia. Un especulador de este tipo puede influir directamente en la bolsa, haciendo que suba o baje sólo con su intervención. Por lo tanto, él puede jugar a hacer fluctuar la bolsa para sacar un beneficio económico. Podríamos afirmar que saca el dinero a los pequeños e indefensos inversores, que no conocen sus juegos, para quedarselo él.
En el mundo de la empresa, si no tengo mal entendido, cuando una empresa de un sector determinado tiene la capacidad de controlar su mercado, se dice, que tiene una posición dominante y, por lo tanto, se vigila a través de organismos de control para que no haga prácticas monopolísticas, asegurando así la libre competencia.
Pero en la bolsa que yo sepa no hay ningún tipo de control sobre estas personas o entidades que tienen esta capacidad de influencia tan grande. Considero que se debe potenciar la economía productiva que da un valor añadido y luchar o controlar esta economía de la especulación que obtiene beneficios sin aportar nada al mercado. Se deben crear organismos de control para que velen por el juego limpio y limitar este tipo de prácticas, hasta erradicar la especulación como oficio.

divendres, 17 d’octubre de 2008

La crisis debería ser una oportunidad

Que la crisis será profunda ya no se atreve a negarlo ni el más optimista de los optimistas. Obviamente ahora es el momento de intentar apagar el incendio y que este haga el menor daño posible. Ahora bien, creo que la crisis tiene que ser una oportunidad única para hacer una reflexión del modelo económico y social que tenemos actualmente, aprovechando que todos los neoliberales y todos los partidarios de un sistema económico sin regular están escondidos bajo las piedras.
Un sistema económico basado en el crecimiento no es viable a largo plazo y es muy sencillo de demostrar. Si partimos de una unidad y cada año doblamos la cifra anterior, está claro que el primer año será 2 y después 4, 8, 16, etc. En 10 años la cifra llega a los 1024, es decir, hemos crecido 1024 veces. Pero cuando hemos llegado a los 20 años ya hemos crecido más de un millón a veces, es decir, la progresión se augmentarà exponencialmente hasta el infinito. Por lo tanto tenemos que buscar nuevos modelos que nos den bienestar, pero que sean sostenibles a largo plazo.
Y el modelo social? Hemos vivido uno de los periodos más prósperos y con más generación de riqueza de la historia. Pero la pregunta que nos tenemos que hacer es, como repercutido este hecho sobre el bienestar de las personas? A mí me parece una paradoja que después de generar tanta riqueza, tengamos como resultado a la sociedad más endeudada de la historia. La incorporación de la mujer al mercado laboral y el aumento del ingreso familiar ha sido absorbido parcialmente por el aumento del coste de la vida en general y el de la vivienda en particular. Si añadimos que nos hemos transformado en una sociedad de consumo, todavía hemos salido perdiendo.
Si la sociedad es tan avanzada no es normal que las jornadas laborales no paren de aumentar. Donde está el progreso ? No es que la gente no trabaje 35 horas, sino que hace muchas más de 40 semanales. Y esto se reflexa en los niños. Un niño de 12 años hace 30 horas de clase a la semana. Si le añadimos 1 hora al día de deberes, que siempre tienen y otra hora para hacer varias actividades extraescolares, ya suman una jornada laboral igual a la de un adulto. Y todavía se pide que hagan más. Es coherente esto ?
Yo propongo una jornada laboral más coherente donde se aumente la productividad y es reduzca la jornada laboral. También se tienen que racionalizar los horarios comerciales y reducirlos considerablemente. Con Internet, que podemos comprar en línea, ya no tiene sentido abrir tantas horas.
Se tiene que racionalitzar el calendario escolar con criterios pèdagògicos y ten er en cuenta las particularidades climáticas y mejorando, por lo tanto, la climatitzación de los centros.
En resumen, si vivimos en una sociedad adelantada y rica, nos tiene que permitir vivir mejor y disfrutar más de la familia y del tiempo libre. Una sociedad donde la cultura y la educación sean los pilar básicos de una sociedad del conocimiento moderna y sostenible que nos permita mantener la riqueza, sin esclavizar a la sociedad.

dimecres, 15 d’octubre de 2008

Es la hora de educar a mi hijo

Después de 16 años de docencia, ahora es la hora de pesar, no en un alumno, sino en el propio hijo. Siempre he reflexionado sobre la educación, sobre su calidad y cómo se puede mejorar el sistema. Pero ahora toca pensar la planificación de la educación del propio hijo y eso da un plus de motivación a la hora de plantearse las cosas y el hecho de actuar como padre y no como profesor, sin olvidar mi experiencia profesional. En estos últimos años me he dado cuenta de que gran parte de las problemáticas que tienen los alumnos están directamente relacionados con el tipo de padres que tienen. Ahora tengo la oportunidad de no cometer los mismos errores que ellos y con los que siempre he sido muy crítico.
Creo que, actualmente, el sistema educativo no cumple con los estándares de calidad exigibles en una sociedad avanzada como la nuestra. Y por lo tanto, se necesita una implicación más decidida de los padres para una buena educación de los hijos.
Nosotros, después de hablar con tranquilidad y pensando que en el próximo curso ya comenzará su escolarización hemos decidido algunas cuestiones:
  • Le hemos dado mucha importancia al aprendizaje de lenguas. Hemos escogido como idioma materno el Catalan, mientras que su familia materna le hablará en Castellano, para facilitar el dominio de las dos lenguas. Ha comenzado un curso de inglés presencial para niños de 2 años y que yo le he de acompañar. La verdad es que me ha sorprendido muy agradablemente el sistema utilizado, ya que es una inmersión como la que haríamos nosotros para enseñar la lengua materna.
  • El próximo año lo apuntaremos, si hay plaza, en la escuela pública que tenemos al lado de casa. Tenemos la suerte que la escuela es nueva y tiene un entorno social que no está degradado. Esta decisión nos facilita enormemente la organización horaria familiar, ya que está justo delante de casa. También consideramos positivo que sus compañeros de clase sean sus vecinos, ya que ayuda a la integración en el barrio y que se relacione con su entorno inmediato.
  • Supervisar su educación sin cometer el error de interferir con la programación y planificación del centro, ya que tengo que asumir el papel de padre y no el de profesor. Intentaremos estimular su curiosidad para que adquiera hábitos de estudio y se interese por las cosas.
  • Le programaremos salidas lúdico culturales para que coja una base cultural que le permita abrir la mente a un entorno más amplio.
  • Yo le Introduciré en las TIC. De hecho ya utiliza el ordenador para ver dibujos animados a través de Youtube y curiosamente el ya relaciona los dibujos con el ordenador y no con el televisor.
  • Dedicarle tiempo, en lugar de llenarlo de objetos materiales. Ellos necesitan tiempo y no regalos.

Este es un plan de intenciones y es obvio que deberá ir adaptándose a las respuestas del niño. La primera impresión es que responde correctamente a las tres lenguas y eso es una buena señal. Sentimos el peso de la responsabilidad de educarlo y a la vez es un proyecto estimulante y emocionante.

dilluns, 13 d’octubre de 2008

En Fortis celebran la crisis


A finales de septiembre Bélgica, Holanda y Luxemburgo tuvieron que inyectar 11.200 millones de euros para nacionalizar parcialmente Fortis y evitar su quiebra.
Cuando una empresa como Fortis está a punto de quebrar, quiere decir que sus directivos son responsables, por su mala gestión e incluso, por su irresponsabilidad. Pero si sólo se inyecta dinero, pero no se depuran a los responsables, se convierte en un mal ejemplo. Podemos hacerlo tan mal como podamos que siempre nos vendrán a ayudar y nosotros no sufriremos las consecuencias. Esto es lo que debieron pensar los directivos de Fortis.
Y claro, eso hay que celebrar-lo. Fortis invitó a 50 personas en una comida en el restaurante Luís XIV de Mónaco, el más lujoso hotel del principado y se gastaron unos 150.000 euros, es decir, un menú de 3.000 euros por invitado. No sé si después aprovecharon para ir a jugar al casino, ya que no hay nada mejor que jugar con el dinero de los demás y si se acaban que te den más. Esto pasaba mientras los pequeños accionistas habían perdido prácticamente todo el dinero invertido. Quizás es cierto que todos sufriremos la crisis, pero no hay duda de que siempre es mejor que coja con el estómago lleno.

divendres, 10 d’octubre de 2008

¿Dónde está la confianza?

Tenemos a las personas más importantes del planeta buscando la confianza, pero ésta ha desaparecido. No sabemos si está escondida en la caja fuerte donde, ellos mismos, guardarn el dinero llamado B.
Quizás la clave no es intentar dar confianza, sino no perderla. Hace demasiado tiempo que los políticos se han dedicado a mentirnos de una manera descarada, mientras el sistema financiero nos ahogaba cada vez más.
Puede el sistema financiero confiar en sí mismo, cuando ellos mismos saben que no son nada de fiar? Podemos creer nosotros en aquellos que nos han engañado o han ahogado nuestra economía doméstica cuando ellos sólo hacían que presentar cuentas de resultados cada vez más espectaculares?
La confianza no es un billete que se puede sacar del bolsillo. Sino es como una planta delicada que debe cuidarse cada día, porque si un día te descuidas, la pierdes para siempre. Quizás hubiese dado confianza el hecho de que los gobiernos salieran a la ayuda de las familias cuando los precios de las viviendas los estaban ahogando.
Afirmar, como se ha afirmado, hace poco tiempo que nuestra economía estaba en "La Champions League" y que no había ningún tipo de crisis, cuando empezaban a aparecer las primeras grietas del edificio financiero, tampoco hay ayudado.
Pero señores banqueros, no se preocupen, ustedes sí pueden tener confianza. La confianza de los que puede cambiar las reglas de juego cuando les conviene y convertir el capitalismo en socialismo para que le saque las castañas de fuego, para luego, volver al capitalismo salvaje y continuar con la transferencia de riqueza de los que cada vez son más pobres a favor ,de los de siempre, los que cada día son más ricos.
Al resto, os recomiendo que estéis preocupados y no les dais vuestra confianza, porque nos han vendido para salvarse a ellos.

Santa Claus Chicote

El presidente de la asociación de promotores y constructores afirmó, en declaraciones a los medios de comunicación, que prefiere regalar las viviendas a los bancos antes que bajar los precios un 30%.
Señor Chicote, supongo que lo único que usted sabe de economía y de mercados es ocultar los bin landen (billetes de 500 €) que hacienda ha perdido de vista. Hay que recordarles que estamos en una economía de libre mercado, tanto cuando van bien las cosas como cuando van mal, y por tanto, impera la ley de la oferta y la demanda. Es misma ley que usted esgrimió cuando los precios de los pisos subian sin tregua.
Usted no tuvo inconveniente en multiplicar los precios de los pisos, ganando una cantidad inmoral de dinero a costa de empobrecer a las clases media y baja, que son los que sostienen el país. Ahora ya no hay demanda (en parte por culpa suya) y usted debe aceptar las reglas del juego. Ahora le toca sufrir un poco a usted, no se queje tanto.
Como van las cosas actualmente, yo no jugaría a amenazar a los bancos, aprovechando sus problemas de liquidez, ya que ellos tienen los mismos escrúpulos que usted, es decir, ninguno.
No le deseo ningún mal, señor Chicote, nosotros no somos como usted. Pero sí reconozco que a menudo sueño con verlo un día como un mileurista más, yendo a comprar una vivienda de 40 m2 a un precio inalcanzable y que el representante de la inmobiliaria, se ríade usted por ser tan pobre , Mientras él hace ostentación de toda clase de lujos y le diga que prefiere regalarlo, antes de dejarlo a un precio razonable, para que su familia tenga un techo para vivir.

diumenge, 5 d’octubre de 2008

La evaluación en primaria

Una vez más, los políticos utilizan la educación para desviar la atención y evitar así tener que dar explicaciones de su gestión.
Parece ser que ahora, evaluar a los alumnos al final de la primaria es la solución a todos los males de la educación y una vez más estan equivocados. La información que nos pasan las escuelas de primaria, cuando recibimos sus alumnos en la secundaria, es bastante detallada. No sólo nos dan información académica, sino de las familias, posibles problemáticas, e incluso, de relación entre diferentes alumnos. En resumen, hay que felicitar a los maestros de primaria, por su tarea evaluativa, en todos los sentidos.
En la secundaria, hace ya años que pasamos pruebas de competencias básicas y nada ha cambiado. Estas pruebas sirven para dedicarse a hacer estadísticas muy bonitas, pero los resultados no sirven para mejorar la calidad (porque no quieren, claro). Cuando detectan resultados malos, suelen responder: "para mejorar los resultados, tendremos que cambiar la prueba".
Alguien puede pensar que estoy en contra, porque no quiero que me controlen o valoren mi tarea docente. Pues estan equivocados. Yo llevo casi 16 años trabajando de profesor y, aun nunca, nadie ha entrado a mi clase a ver si hago una buena labor docente o no. Curiosamente, sí han entrado alumnos del CAP, para aprender de mí. Curioso verdad? Enseño a futuros nuevos profesores, cuando nadie se ha molestado en comprobar que soy un modelo a seguir.
También estoy convencido de que todo el papeleo que he entregado, como pueden ser las programaciones, han quedado abandonadas en algún rincón.
También sabemos que algunos centros han manipulado los resultados de las pruebas, ya que cuando les llega la prueba, se pasan unos días preparando a los alumnos para que obtengan unos buenos resultados.
Cuando el Departamento dice que aprueban el 80% de los alumnos, creeis que este dato tiene algún significado? Nos preguntamos alguna vez que saben realmente los alumnos? Están preparados para realizar los estudios superiores? Están preparados para enfrentarse al mundo real?
Queremos realmente mejorar la educación? Pues hagámoslo en serio. ¿Cómo? Es sencillo:
• Que a la escuela llegue un equipo de profesionales cualificados y con poder de decisión (que puedan ordenar y ejecutar los cambios necesarios).
• Este equipo debería pasar al menos un trimestre en el centro analizando a fondo todo el funcionamiento: clases, programaciones, reuniones, tareas diversas, gestión, etc.
• Al final tendrían que escribir un dictamen vinculante que se deba cumplir.
• Sí, por ejemplo, llegan a la conclusión de que me falta formación en pedagogía o que debo mejorar algunos aspectos docentes, encontrar los mecanismos de mejora, como un plan de formación obligatorio. Ahora bien, si resulta que hacen falta medios materiales, que los pongan a nuestra disposición.
Por último, si quieren mejorar realmente la calidad de la enseñanza, tendrán a la gran mayoría del profesorado a su disposición. Si aburridos en sus despachos, quieren hacernos perder el tiempo, para poder justificar su inoperancia, que se vayan a jugar al golf, que seguro que se lo pagarán como dietas.

dissabte, 4 d’octubre de 2008

Celestino Corbacho no hace los deberes

Ayer por la mañana el ministro de trabajo no sabía o no quería saber los datos de paro que su propio ministerio publicó unas horas más tarde.

Si miramos los resultados en un año (de septiembre a septiembre) el paro ha pasado de 2 a 2,6 millones. Esto supone un incremento del 30%.

A demás, si nos fijamos en el gráfico del último año la pendiente no para de aumentar, es decir, cada mes que pasa el desempleo aumentó más. Si esta progresión continúa, el próximo año podemos tener un incremento muy superior al 30%.

Si hacemos números y suponemos el mismo incremento (el 30%), el próximo septiembre superaremos los 3,4 millones de parados. Si el incremento fuera superior, lo que no podemos descartar, los resultados podrían ser catastróficos.

Señor Corbacho, ya sabemos que usted tiene asegurado el trabajo, ya que nadie dimite por muy mal que lo haga. También sabemos que después tendrá una pensión, un coche oficial, seguridad y lo más importante el carné del PSC, que hace milagros. Es decir, sabemos que usted no sufrirá la crisis, pero sería bueno para nosotros que hiciera ver que le importan los parados.

divendres, 3 d’octubre de 2008

Cómo cambian los tiempos

Buscando vídeos en Youtube para mi hijo de 2 años, le he puesto algunos de los famosos payasos de la tele. Hay uno en especial, "Los dias de la semana" que al volverlo a ver después de tantos años, me he dado cuenta de cómo cambian las cosas. Que pasaría si esta letra se hubiera escrito actualmente y se cantara en la tele o en las escuelas? No hace falta responder, ¿verdad?

El fondo de garantía

Hoy he leído que el fondo de garantía en el Estado para cubrir posibles problemas financieros y que los ahorros de los ciudadanos, que tienen depositados en bancos y cajas, estén garantizados, es el más grande de toda la Unión Europea y que supera los 6.000 millones de euros.
A priori, esta información me ha dado tranquilidad, pero como estaba aburrido tomando un café, he decidido hacer algunas operaciones matemáticas:
• Si tenemos 6.000 millones de bote y garantizamos 20.000 € para cada cuenta, ¿Cuántas cuentas podemos cubrir? La respuesta es sencilla, podemos cubrir 300.000 cuentas.
• Si para simplificar, consideramos que en el Estado Español tenemos 40 millones de ciudadanos, una cuenta por familia, que están formadas por 4 personas, entonces salen 10 millones de cuentas.
• En resumen podríamos garantizar aproximadamente el 8% de las cuentas totales.
Si un banco o caja quiebra, el fondo seguro que es suficiente para aguantar el golpe. Pero que pasaría si aumentamos el número de bancos y cajas que pasaran dificultades graves? Podría suceder que el fondo fuese insuficiente, si se produjera un fallo general del sistema financiero.
Creo que en estos momentos de incertidumbre, no se puede descartar ninguna posibilidad y se tendría que volver a calcular los riesgos, ante una situación nueva de crisis que no tiene antecedentes históricos.