dimarts, 4 de setembre de 2007

Abriendo barreras

Este sábado se ha producido un hecho extraordinario: las barreras del peaje de Tarragona y El Vendrell se han abierto, para dejar paso a los vehículos que, pacientemente, hacían caravana (sólo 70 km y porque no había más de kilómetros) para superar este obstáculo costoso. De hecho, parece ser que es la primera vez que sucede una cosa como esta. La explicación dada por los entendidos en la materia es que ha sido un auténtico milagro, obra de poderes divinos. Esta teoría no es ninguna locura, ya que, nunca se habían abierto las barreras, a excepción de los casos en que depositas el correspondiente donativo, aunque hace muchos años que la gente se muere de asco esperando a superar el peaje. Todo y esto, yo tengo una teoría no menos sorprendente. La verdad es que todavía no he reunido todas las pruebas para demostrar mi tesis, pero os haré un avance en primicia. Creo que Cataluña tiene un nuevo servicio de inteligencia a la altura de los países más desarrollados del mundo y sólo superado por los servicios de inteligencia norteamericanos. Aunque se ha mantenido en secreto, ya hace años que trabaja en la sombra. De hecho, durante unos años en este país, ya hubo un gobierno en la sombra, ¿por qué no un servicio de inteligencia?

Después de disponer de unos medios humanos y técnicos extraordinarios y reuniendo los cerebros más privilegiados del planeta, han podido descubrir, finalmente, el enigma sobre los embotellamientos de tráfico en Cataluña. La pregunta que habría que responder sería, ¿Quién pone palos a las ruedas de los coche, para que no puedan circular sin retenciones? No son palos, son barreras.

Tener que pagar peajes me parece impresentable, pero ya hablaré de esta cuestión en otro momento, pero pagar para hacer caravana, es inadmisible. Supongo que la autopista se paga para obtener un servicio, aunque creo que no está definido en ningún sitio. Pero, como mínimo, se tendría que poder circular, ¿no? Cuando este servicio no se da, ya que hacer muchos kilómetros de caravana no es circular, no se tendría que pagar. Además, tendría que existir una norma que regule este servicio y podría establecer que, en caso de más de un kilómetro de cola, automáticamente se abra el peaje. Ya veríais como en poco tiempo se ampliaba el peaje de Tarragona.