dijous, 6 de març de 2008

El negocio del agua

Estos últimos días se habla mucho de la sequía, de la necesidad de ahorrar y hacer un consumo responsable del agua. ¿ Pero esta preocupación se hace palpable en la actuación de los responsables ? Pues yo diría que no.
Estos días hemos visto cómo se derrocha el agua con pérdidas importantes en la red de distribución, como el caso de Badalona, y hay otros. Por ejemplo el otro día se comentaba que la red de distribución de la ciudad de Berga perdía el 50% del agua. EL alcalde de la ciudad desmintió esta cifra y dijo que sólo se perdía el 30%. ¿ El 30% ? ¿ No creéis que esta cifra es inaceptable ?
Pero en el artículo de hoy no quería hablar de este tema, sino de otro más malicioso todavía. El negocio que se hace con el agua, un bien de primera necesidad que es de todos, pero que unos pocos se aprovechan. Os pondré dos ejemplo, el primero es de aguas de Barcelona y corresponde a mi vivienda habitual y el segundo es de Sorea (Servicio municipal de agua de Alcanar) donde resido en mi tiempo libre.
En la factura de Aguas de Barcelona la factura de agua trimestral sube a 33, 43 € sin IVA, por un consumo de 16 m3 de agua. De esta factura el consumo de agua es de 6,37 €, es decir, sólo el 19% de la factura. La compañía ya tiene los ingresos asegurados, aunque no consumas agua y por otro lado es muy poco incentivador del ahorro, puesto que éste, repercute muy poco en la factura.
En la factura de Sorea la factura trimestral sube a 28,64 € IVA incluido, pero me cobran un mínimo de 36 m3 de agua aunque no los consuma. Si os fijáis en mi residencia habitual consumo 16, es decir, que dónde paso algunos fines de semana seguro que consumo mucho menos todavía. ¿Y si ahorro tanto que no consumo agua? Pues pagaré lo mismo, 36 m3.
Es decir, vosotros vais ahorrando, que yo me iré forrando. Qué interés tiene una empresa por el agua que se pierde o se tira, si su facturación no se ve afectada, puesto que el producto es gratuito y tiene los ingresos asegurados con estas facturas abusivas.
Encima la administración todavía nos dice que suben los cánones porque la gente consuma menos. Qué cara más dura!!! Si queremos que la gente consuma menos los que se debe hacer es cobrar sólo por el agua consumida, de esta manera cuando menos gastes, menos pagas y por lo tanto, funcionará como incentivo.
No quiero decir que tiremos el agua, ni mucho menos, se debe ahorrar, pero sí que quiero denunciar el cinismo de algunos que hacen negocio con un bien tan preciado como el agua y de otros, como la administración, que permite el abuso hacia el consumidor y además que se derroche el agua de esta manera.
El otro día sentí a alguien que decía una frase extraordinaria que más o menos quería decir que, si en lugar de ser agua (que no se los cuesta dinero) fuera petróleo lo que se escapara por las tuberías, habrían rodado muchas cabezas con la fuga de Badalona y seguro que ya estaría reparada hace muchos años.